Etiquetas

viernes, 8 de diciembre de 2017

El encuentro


"Un día me dio por transformar cosas pequeñas; transformé un dolor en coma; convertí un alivio en signo de exclamación; transformaba una esperanza en interrogación. Me gustó. Me sentí medio hechicera".  Lydia Bojunga Nunes (1932)
En Busca del Encuentro

EL ENCUENTRO.
 
A veces, solo a veces se produce el "encuentro", ya sea con un lugar, una canción, un libro, una persona... para esto no existe explicación, o quizás no hace falta. El encuentro se da, sucede y la huella, el recuerdo de lo vivido permanecerá siempre, para siempre.
 
El último encuentro que he tenido ha sido con un hada y  siempre me he preguntado dónde vivirán las hadas.
 
Una vez escuché  que podrían vivir en el bosque entre setas y flores, algunas personas aseguran que en el estanque con los sapos y luciérnagas, otros creen que en el cielo estrellado junto a Catalina la luna y los más entendidos y entendidas dicen que en verdad la hadas viven escondidas debajo de la almohada  de cada niño y niña.
 
Yo solo sé, que hace tiempo me encontré con una y el encuentro con ella fue tan especial que siempre la llevaré  guardada en mi corazón.

Si alguna vez tienes la gran suerte de encontrarte con alguna no tengas miedo, seguro que ella esta más asustada que tú. Trátala con delicadeza, háblale mucho, cuéntale tus mayores secretos, aliméntala bien y cuídala con cariño y respeto, ella te lo agradecerá estando siempre a tu lado y haciendo tus sueños realidad.

Empecemos por el principio


Que ganas de des-hacer este blog para hacer de nuevo, con otras ideas, con aires nuevos.

Comentar las historias que me apasionan y  apasionan a los más pequeños.

Compartir cuentos que descubro o me descubren a mí.

Y ¿por dónde empiezo...? Pues por el principio.

La pasión por los libros siempre estuvo ahí y desde que comparto mi afición con los más pequeños la literatura infantil lo invade todo; las estanterías de mi casa, del aula, los ratos de ocio y los momentos de investigar y aprender, pues eso, ¡TODO!.

Cuando estas cerca de bebes tus sentidos se despiertan, el tiempo se detiene, la calma y el sosiego aparecen para quedarse y casi como una sombra te dedicas a observar, oler, escuchar, tocar, saborear todo aquello que sucede a su alrededor, a tu alrededor.
Los pies vuelven a pisar el suelo, aunque a veces con tus manos tocas el cielo, pues los momentos vividos y compartidos con los más pequeños son especiales e imborrables.

Todavía me sorprende que algunas personas me pregunten: y a un bebe ¿se le pueden contar cuentos? Siiiiiiiiiiiii por supuesto y  no solo se puede, se debe, diría yo.
 
Y ¿cuándo empiezo? pues desde el principio, incluso mucho antes. Algunas personas les cuentan y cantan a los bebes desde el otro lado, cuando están  en las barriguitas de sus madres. Después cuando nacen,  ese es el momento justo para contar, recontar, retahilar, recitar, cantar, susurrar... ¡qué sé yo! lo que se nos  ocurra, eso sí, siempre que exista comunicación, contacto y amor, mucho amor.

Las nanas nos envuelven desde que nacemos y que mejor cuento para empezar que una dulce nana, que nos acompañe por la noche y la mañana. Susurrada muy bajito, al oído, despacito.
 
Desde que el bebe tiene 4 o 6 meses, puede prestar atención a un cuento, contado, cantado o rimado, son los que más les gustan y enseguida captarán su atención. Coger, chupar, mordisquear, manipular el cuento como si fuese un objeto mas, o en muchas ocasiones el más deseado y cuando haya experimentado con él, abrirlo y contárselo una y otra vez, erase una vez... 
Leer cuentos a los niños y niñas desde que nacen y no dejar nunca de contar y leer historias junto a ellos, es una magnífica forma de crear complicidad y de estrechar vínculos afectivos entre la persona que cuenta y los que escuchan.
 
 
MI VIDA

Mi vida cambió cuando te vi,
tus ojos se abrieron, miraron los míos
y en ese instante comprendí,
que alguien tan pequeño cambiaría mi vida, mi mundo
tu eres la brújula que guía mi rumbo.
Tu sola presencia inunda el vacío
tu risa, pequeña, calienta este frío.
Cuando duermes mi vida, sueño otros mundos
cuando despiertas, despierto contigo
juntas en alma, andando el camino
unidos mi vida, tu corazón y el mío.
 
Autora: Cristina Hernández Garrido.
 
                         
(un pedacito de Mi vida,  dedicado a una madre y una niña muy especiales)

Resultado de imagen de ilustraciones noemi villamuza
ilustración de Noemí Villamuza